Solapas principales

El plan se elabora en el marco de la Ley N° 29664 Ley que crea el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, su Reglamento y del Decreto de Urgencia N° 004 – 2015 que crea el Consejo Nacional de Gestión del Riesgo del Fenómeno El Niño, órgano de decisión política y coordinación estratégica para las intervenciones que se desarrollen en las zonas declaradas en estado de emergencia ante el periodo de lluvias 2015 – 2016 y la ocurrencia del Fenómeno El Niño, presidido por el Ministro de Agricultura y Riego e integrado por los Ministros de los sectores de Agricultura y Riego, Vivienda, Construcción y Saneamiento, Transportes y Comunicaciones, Educación, Salud, Defensa, Economía y Finanzas e Interior. Teniendo en consideración que la probable ocurrencia del Fenómeno El Niño y su extensión hasta la próxima temporada de verano, (hasta la fecha con magnitud incierta, sin descartar que pueda alcanzar una magnitud fuerte o extraordinaria) va a implicar, entre otros efectos, presencia de lluvias intensas, lo cual tendrá relación directa con la próxima temporada de lluvias 2015-2016, con la probabilidad de consecuentes mayores daños, por lo que se hace necesario que las intervenciones a priorizarse deben considerar de manera conjunta tanto los efectos del Fenómeno El Niño como el periodo de lluvias 2015-2016, lo que permitirá evitar duplicidad de esfuerzos y una mejor articulación para la priorización y desarrollo de acciones necesarias de reducción del riesgo y preparación para la respuesta ante los mencionados fenómenos naturales. Las acciones que las entidades intervinientes, en el marco de las funciones y competencias han programado se orientan exclusivamente a actividades de reducción del riesgo y de preparación para la respuesta ante la probable ocurrencia del Fenómeno El Niño y la temporada de lluvias 2015-2016; entre otras, mantenimiento de cauces, defensas ribereñas, drenajes y canales; mantenimiento de vías y atención de emergencias viales; mantenimiento, acondicionamiento y atención de servicios esenciales básicos, de protección de la salud y de apoyo frente a lluvias e inundaciones; movilización y atención de brigadas y asistencia humanitaria; protección del patrimonio público.